Catedral Alexander Nevski - Sofia

Bulgaria | agosto de 2016

Inicio con este artículo este nuevo proyecto de página Web personal donde ir recopilando parte de mis experiencias en la vida, entre ellas, como no, la de los viajes. Después de tantos años son muchos los viajes que hay que documentar y muchas las fotografías que insertar, por eso empiezo por el más reciente, antes de que muchas cosas pasen al olvido de mi mente.

  1. Sofia.
  2. Veliko Tarnovo.
  3. Iglesia Rupestre de Ivanovo.
  4. Shumen (ruinas tracias).
  5. Caballero de Madara.
  6. Nesebar.
  7. Plovdiv.
  8. Bansko.
  9. Monasterio de Rila.

Algunos datos de interés sobre Bulgaria

En Internet se puede encontrar amplia información sobre este País miembro de la Unión Europea pero siempre viene bien alguna información directa.

El viaje lo hicimos Cati y yo solos, sin nada organizado excepto las pre-reservas de los Hoteles a través de Booking.

Bulgaria aún no está en el Euro, su moneda oficial es la Leva (Lev), por lo tanto hay que cambiar moneda nada más llegar. El cambio es de 1 € = 1,950 Lv. No hace falta pasaporte, se puede entrar con el NIF (sin caducar). A diferencia de otros aeropuertos de la UE aquí te hacen pasar por un control policial y te piden la documentación.

Volamos con la compañía Wizz Air (por un pequeño suplemento recomiendo pagar por asiento con espacio para la piernas, yo que no soy muy alto apenas me cabían). Esta compañía llega a la Terminal 1 (la vieja). Hay un servicio gratuito de bus lanzadera que te lleva a la Terminal 2 que es donde se encuentra la estación de metro. El Metro es económico y te deja en el centro de la ciudad, recomiendo este medio. Ojo con los taxis, hay de todo, pedir precio antes.

Nosotros alquilamos un coche a través de Rentalcars.com con la compañía Sixt. Ojo, ya que si queréis recoger el coche en Sofia, en la ciudad, no en el aeropuerto, no tienen oficina física, te citan en el Hall de un Hotel y si surge cualquier incidencia con los horarios es un problema.

Los precios de hoteles, restaurantes y supermercados, en general son entorno a un 40% más baratos que en España, aunque varía mucho el estar en una zona turística, o no. La gasolina vale igual que en España, luego es muy cara para los precios de allí. Por eso hay muchos coches que van con Gas, que este si que es mucho más barato y en todas las gasolineras hay surtidores.

La comida en general es buena, variada y a buen precio.

Muchos búlgaros se entienden en inglés, sabiendo inglés no hay problema para desplazarse por Bulgaría, en nuestro caso ha sido complicado entendernos ya que no hablamos inglés y allí muy poca gente habla español o francés. El principal problema y esto es algo negativo que tengo que decir es que no hacen ningún esfuerzo por entenderte, en este sentido no son gente amable o por lo menos esa fue nuestra experiencia.

Bueno vayamos pues a la ruta…

Sofia

Recomiendo coger un hotel céntrico, estuvimos en el Hotel Rila a cinco minutos de la parada de metro de Serdica. Es cutrecillo pero económico y bien situado. Desde el hotel se puede ir andado a los sitios que indico a continuación excepto a la Iglesia de Boyana.

Iglesia de San Jorge

Se encuentra a 100 m. del Hotel Rila, la entrada es gratuita y merece la pena verla. Está en un patio interior justo detrás del famoso Balkan Hotel y junto a unas excavaciones de unas ruinas romanas.

Mercado Central

Nada que ver con nuestro extraordinario Mercado Central de Valencia pero merece la pena darse un paseo y tomarse un café en alguna de sus dos cafeterías. Está muy limpio y céntrico, frente a la mezquita de Sofia.

Catedral de Alexander Nevski

Imprescindible visita, construcción impresionante. Recomiendo ir andando desde el centro, por el camino se va pasando por un montón de sitios muy interesantes. La entrada es gratuita pero si quieres hacer fotos en el interior hay que pagar 10 Lv. De todas formas lo mejor es el edificio en si, una maravilla. Ir a primera hora de la mañana para que haya poca gente y poder hacer buenas fotos.

Sinagoga de Sofia

En Sofia junto a multitud de Iglesias ortodoxas también las hay católicas y una gran Mezquita y una gran Sinagoga. La Mezquita no tenía opción de poder visitarla pero la Sinagoga si pudimos visitarla, hay que pagar pero es muy poco, no se si son 2 ó 4 Lv. por persona. Merece la pena, el interior es impresionante, además dejan hacer fotos, para mi que salvo la Sinagoga de Sarajevo no había visitando ninguna otra fue un auténtico descubrimiento.

Otros sitios de interés en Sofia

Por supuesto en Sofia hay muchos otros sitios de interés para visitar, museos, teatros, bulevares… Ya depende del tiempo y las preferencias que cada uno tenga. Para terminar con Sofia adjunto una Galería con otros sitios y lugares por los que hemos pasado.

Veliko Tarnovo

A 222 km. de Sofia por autopista se encuentra la población de Veliko Tarnovo. Aquí nos hospedamos en el mejor hotel (relación calidad, atención, precio) de todo el viaje, en el Hotel Alegro, es muy tranquilo y está bien situado, a unos 30 minutos andando de las murallas de Tsarevets. Al ir preferímos coger un taxi, fue legal, nos llevó directo y solo nos costó 2 Lv.

Murallas de Tsarevets

La entrada es de pago, 6 Lv. por persona. Merece la pena ir y darse un paseo por entre sus murallas y subir hasta la iglesia que hay en lo alto de la colina. Tuvimos suerte, estaba nublado, lloviznaba un poco y había pocos turistas, dimos un paso muy agradable.

Monasterio de los 40 mártires

Se puede ir dando un paseo (12 minutos) desde la misma entrada de las murallas, está en la parte de abajo del valle.  Está restaurado y es curioso fijarse el tipo de bloque de piedra con el que se construyó.

La Ciudad

Veliko Tarnovo es una ciudad agradable, su casco antiguo está lleno de restaurantes y con mucho ambiente pero sin agobiar.

Iglesia Rupestre de Ivanovo

La Iglesia Rupestre de Ivanovo está declarada Patromonio de la Humanidad. Se encuentra en medio de las montañas a 96,6 km. al norte de Veliko Tarnovo. Ojo con la carretera que está en muy mal estado, nos pilló lloviendo y tardamos casi 2 horas en hacer ese recorrido. La entrada es de pago pero dejan hacer fotos. Es una auténtica maravilla, merece la pena ir.

Shumen

De Ivanovo volvemos hacia el sureste en dirección al Mar Negro, de camino paramos en Shumen, a 111 km., para ver los restos de un antiguo poblado Tracio.

Caballero de Madara

A unos 18 km. de Shumen se encuentra el Caballero de Madara, un bajo relieve trazado en medio de una pared que está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Personalmente me defraudó pero si seguimos la ruta indicada en es artículo nos viene de paso camino del Mar Negro.

Hay que pagar, ahora no recuerdo cuanto, para poder acceder a una ladera de montaña que se encuentra vallada. Se sube por unas largas y pendientes escalinatas y nos encontramos el trazo en la pared y delante de el un feo andamio.

El entorno es un sitio agradable donde podemos aprovechar para dar un paseo, ver unas cuevas naturales y una iglesia en ruinas.

Nesebar ( o Nessebar)

A 170 km. del Caballero de Madara, ya en la costa del Mar Negro se encuentra la ciudad antigua de Nesebar, declarada Patrimonio de la Humanidad. Casi todo el recorrido se hace por una buena autopista excepto los últimos 30 km. que es por una carretera con muchas y cerradas curvas.

Al encontrase junto a Sunny Beach (la Costa del Sol búlgara) es una zona con muchísimo turismo de playa. A mi que no me gusta el ambiente de playa, recomiendo ver la ciudad antigua en una mañana y salir disparado de allí. En un restaurante nos la clavaron y un taxi nos estafó, algo que no nos pasó en el resto del viaje por Bulgaria. Las Iglesias son de pago y con visita guiada.

Plovdiv

De todo lo que vimos, la ciudad mas bonita y con mas ambiente europeo de Bulgaria, incluso mas que Sofia. A unos 300 Km. de Nesebar, la mayor parte del recorrido es por una estupenda y bien conservada autopista.

Estuvimos medio día solamente y nos supo a poco, recomendaría pasar una noche allí, debe haber muy buen ambiente por las noches. Le vimos un toque “cultural” tipo Praga, salvando las diferencias claro.

Bansko

A unos 150 km. de Plovdiv, con una primera parte del trayecto por autopista, en pleno corazón del Parque Nacional de los Montes Pirin (Patrimonio de la Humanidad) se encuentra la población de Bansko, punto de partida ideal para los amantes de la montaña, como es mi caso. En invierno hay estación de esquí y en verano se podría considerar temporada baja y la verdad es que no había mucha gente.

Bansko es pequeño y tranquilo con muchos hoteles y restaurantes para elegir. Desde aquí se puede llegar en coche, por carretera asfaltada (el último tramo es estrecho) al refugio de Vihren que es el punto de partida de multitud de excursiones.  Conviene madrugar para encontrar aparcamiento, si no habrá que dejar el coche junto a la carretera. Optamos por hacer una  excursión de medio recorrido y desnivel, al lago Ezero (2.190 m), que nos permitió rodearnos de algunas de las montañas más altas de Bulgaria y de los Balcanes.

Monasterio de Rila

A 95 km. de Bansko con un último tramo de carretera en obras, en muy mal estado, se encuentra el Monasterio de Rila, una maravilla, para mi, sin lugar a dudas, de visita imprescindible por si solo justifica el viaje a Bulgaria ya que es algo totalmente diferente a lo que había visto hasta ahora en todos mis viajes.

La entrada es gratuita (no ir con pantalones cortos, ni las mujeres con faldas muy cortas o camisetas de tirantes), solo hay que pagar si se quiere entrar a un pequeño museo etnológico que hay en el complejo monacal. Una pena no poder hacer fotos dentro de la iglesia, pero si se pueden hacer dentro del patio y a todos los Iconos que hay en la fachada de la Iglesia.

De aquí ya de vuelta a Sofia, a 130 km, para ya volver a España.